Cabina de ducha: 3 defectos que conocer

Diseño elegante, luminoso, espacioso… La ducha de tus sueño. Sin embargo, este sistema de ducha incluye requisitos que deben ser conocidos antes de embarcarse en la renovación del baño.

1. La ducha italiana implica el trabajo de instalación substancial

Tener una verdadera ducha italiana tiene una serie de obstáculos, especialmente en el caso de una remodelación. Se debe verificar primero que es posible empotrar todo el sistema en el suelo, tanto receptor como evacuación … esto, con el fin de incorporar un sifón con un mínimo de fuga de 90 mm de diámetro y  una tubería con un mínimo de 50 mm, capaces de proporcionar un drenaje rápido de agua, mientras se mantiene una ligera pendiente (entre 1 y 3 cm por metro). Pero puede ser que el proceso de instalación de una ducha de este tipo no es factible técnicamente. En este caso, para resolver el problema de flujo, hay que levantar el suelo del cuarto de baño, se puede utilizar un tecle manual para facilitar el trabajo.

2. Los problemas de sellado en una cabina de ducha

Para evitar que la ducha de tus sueños se convierta en una pesadilla, se debe prestar especial atención al diseño de la cabina de ducha y en primer lugar el sellado que debe ser impecable. Para una fiabilidad total, el espacio de la ducha deberá estar perfectamente hermético. Todos los elementos que se utilizan incluso para el piso y pared deben ser resistente al agua o hidrófobo. Caso contrario los costos por los daños que surjan a raiz de una mala instalacion, serán elevados

3. La intervención de un profesional capacitado para instalar una cabina de ducha

La instalación de una ducha a ras no soporta amateurismo. El proyecto, que se completará, requiere la experiencia de un profesional cualificado capaz de ofrecer garantía de diez años. Cada instalación es un caso especial, es mejor estudiar el asunto de antemano y nunca embarcarse en la aventura sin una revisión previa.