8 Errores de debutante en pintura

¿Usted quiere empezar a pintar un suelo, una pared, un techo? Siga nuestros consejos para no hacer errores y arruinar la decoración de su hogar.

Error número 1: No proteger su depósito

La pintura es muy complicada de limpiar, entonces antes de empezar con esta fase lo importante es proteger los muebles y las personas. Para una obra perfecta, hay de vaciar la habitación al máximo. Si no se puede vaciarla entera, hay que proteger los muebles con una lámina de plástico, así como las cortinas, los tapis y picaportes. Dependiendo de los productos usados, pensar en usar una máscara para no intoxicarse.

Error número 2: No preparar como toca su soporte antes de pintar

Si no se prepara bien la superficie que vamos a pintar, el riesgo es que el resultado no sea homogéneo. La superficie debe de ser limpia. Si no lo es, se puede usar un detergente suave, aclarado con agua luego. Si existen fisuras, lo ideal sería taparlas con un producto adecuado a su pared.

Error número 3: Que falte pintura o comprar demasiado

El consejo que os puedo dar antes de ir a comprar pintura es calcular cuántos litros vais a necesitar (existen muchas herramientas en internet que les puede ayudar).

Aunque en el bote de la pintura sea indicado que una sola capa es suficiente, para tener un resultado perfecto mejor contar con dos capas. Por experiencia, se suele cargar el pincel de pintura, con lo cual usamos más producto que previsto. Mejor vale comprar un bote más y no encontrarse un domingo por la tarde sin pintura y ninguna tienda abierta…

Error número 4: Utilizar herramientas inadaptadas

Un rodillo de pintura demasiado pequeño, pinceles que no son buenos… Un material de baja calidad les hará la tarea mucho más complicada.

Un pincel bueno debe de tener una forma cónica y mejor elegir un mango de madera bruta. Los rodillos muy cortos están reservados a las lacas y pinturas brillantes, los rodillos simples serán perfectos para los satinados y mates.

Error número 5: Empezar sin probar la pintura sobre la pared antes

La elección del color de la pintura siempre es la decisión más difícil de tomar. ¿Qué tono escoger, donde pintar exactamente, como asociarla al color de los muebles…? Nos da mucho sobre que reflexionar. Desde hace poco, simuladores virtuales permiten el test de colores en su casa. Por supuesto, las imágenes solo dan una vista general y artificial del resultado final. Otra opción es comprar unos pequeños botes (tamaño 100ml) útiles para hacer un test directamente en casa en pequeñas áreas de la pared o en cartones blancos. Pensar en mirar el resultado a varias horas del día y con exposición a la luz diferente.

Error número 6: Descuidar la capa inferior

Existen capas adaptadas a todos los soportes que van a ser pintados. Lo importante si se usa una base como esta es respetar el tiempo de secado indicado por los fabricantes.

En los metales lo que se privilegia es una base que va a captar la pintura y evitar la corrosión. Para baldosas, existen bases hechas para las superficies lisas. En este caso la base es más que recomendable, porque es muy probable que la pintura salte a cabo de unas semanas.

Error número 7: confundir pintura al agua y al óleo

La pintura al óleo está hecha a base de solventes que facilitan la aplicación y esta apreciada por su resistencia y durabilidad. El problema es que contamina, tiene un olor fuerte y los solventes utilizados pueden ser nocivos para la salud.

La pintura al agua casi no tiene olor y no contiene casi ninguno solvente nocivo para el medio ambiente. Hoy en día existen marcas de calidad muy buena en cuanto al aspecto final y a la textura. Su aplicación es muy sencilla, pero es menos resistente que su rival.

Error número 8: Pintar en malas condiciones atmosféricas

Demasiado frías, demasiado calientes, demasiado húmedas… Las condiciones atmosféricas pueden influir mucho en el resultado final de nuestra obra.

El frio y la humedad van a aumentar el aspecto pegajoso de la pintura y el tiempo de secado. Si hay demasiado viento, puede que se coloque un poco de polvo en el área pintada. Temperaturas demasiado altas (más de 30 grados) van a reducir mucho el tiempo de secado lo que puede ser negativo para la durabilidad.

Error número 8: Equivocarse de acabado (Mate, satinado, brillante)

Mates: Borran las pequeñas imperfecciones y están muy de moda. En general son más difícil de limpiar y poco recomendadas para las cocinas, los baños y las habitaciones de niños.

Brillantes: Tienen el poder de ampliar las habitaciones porque captan la luz. Pero ojo: se notan mucho más las imperfecciones con este tipo de pintura.

Satinados: Es la pintura más universal, que conviene a todos espacios y a todos soportes.